miércoles, 18 de febrero de 2015

Un año de ignominia


Leopoldo López y familia - Fotografismo sobre imagen de la www

También Simón Bolivar tuvo a sus peores enemigos en Venezuela. Falaces, rastreros. Hubo de venir a nuestro territorio y pedir que a todo se le llamara Colombia, tal como lo había planteado Francisco de Miranda.

Ahora es Leopoldo López, Coordinador Nacional de Voluntad Popular, quien con un estoicismo sin límites, enfrenta a un enemigo de la mayor cobardía. Lo mínimo que podemos hacer es enviar de modo permanente nuestro apoyo a él y a su familia.

Y esperar que algún día, no lejano, la República de Colombia tome las cartas en el asunto venezolano, como corresponde.

paulofduquer1@gmail.com